BLOG

20.06.2018 - POR Ramiro Baron


Aprendiendo a gestionar mis expectativas


Las expectativas están relacionadas con lo que una persona espera o supone que pudiera suceder en un futuro próximo.

Están las expectativas de vida que es el cálculo promedio de años por vivir que tienen las personas a partir de datos estadísticos, están las expectativas sociales relacionadas a posibles conductas que asuma una persona en una situación generalizada, y así las expectativas se pueden ver asociadas a la posibilidad de que algo razonable ocurra a partir de una referencia definida previamente.

¿Pero qué sucede cuando ves que tu realidad no se condice con las expectativas que tenías algunos años atrás? Identificas la voz de una radio mental que se enciende en tu cabeza y que empieza a sonar y decirte que no has logrado lo que te propusiste, que podrías haberlo hecho mejor. Que deberías haber actuado distinto para lograr una profesión, podrías haber aprovechado el tiempo de juventud, o desgastaste tus amistades, desaprovechado tiempo de calidad con tus hermanos, o incluso con tus padres y así puede seguir y repetirse como un disco rayado. Cuando eso sucede es momento de parar por un momento para poder detectar ese proceso que se esta dando en tu mente, ponerle un nombre y luego reprogramarlo.

Imagina que ibas caminando por un hermoso campo, con pastos verdes y un hermoso sol y de repente caes dentro de un pozo lleno de barro. Es profundo y para salir debes ensuciarte las manos y tu ropa. Quizás se marquen para siempre tus zapatos. Y tu celular ha caído en el barro y no enciende. Tanto en el pozo como con tu estado emocional que empieza a deprimirse, es clave detectar cual es el esfuerzo necesario, que recursos vas a necesitar para salir de donde estas y que precio tenes que pagar para que cambie esa situación.

Será fundamental que sepas cómo es tu carácter, que toleras y como respondes ante la adversidad. Una sana recomendación es primero cambiar el dial de esa radio mental y sintoniza el canal de frases positivas y poderosas, y enfocar tu estado mental mediante un poderoso recuerdo positivo, hasta que detectes que tu ánimo mejora. Hacer cambios en tu posición corporal para que tu cuerpo se corresponda con tu buen ánimo, y ahora si ponerte a trabajar en la mejor estrategia de salida.

Vemos ahora que conocer nuestra mente y estar entrenados en la gestionar emociones será fundamental para salir adelante en el momento que las expectativas de éxito nos agobian, sino también encontrar las mejores estrategias siempre. Incluso si te has caído en un pozo con barro.

Ramiro Barón
Coach

DESCARGAR PDF

OTRAS NOTAS


Las 5 claves para vender más en navidad por Ramiro Baron - 3.11.2018
Generando empatía con mis colaboradores por Ramiro Baron - 7.09.2018
Que hay detrás de los compromisos por Ramiro Baron - 15.08.2018
¿A dónde vas en esta vida? por Ramiro Baron - 11.07.2018
De que se trata el programa Neurocobranzas y Mentalclick por Ramiro Baron - 30.05.2018
Encontrando tu habilidad emocional por Ramiro Baron - 25.05.2018

Descargar PDF



Incluir el código de país y area, Ej. +54 387 ...